Desde lejanos tiempos existió la videncia natural. Esta se dio siempre en personas que tenían el poder de la clarividencia desde temprana edad. La clarividencia es la facultad de ver aquello que está oculto. Se le llama así porque generalmente la persona ve imágenes que le permiten saber sobre el pasado o el futuro de alguna persona o situación.

En reglas generales se toma la clarividencia como sinónimo de clariaudiencia y de todas las diferentes formas de visualizar algo que puede ocurrir o que ya ocurrió que no es accesible por medio de la razón o de la comprobación científica.

El vidente puede tener diferentes formas de obtener la información: puede ver imágenes, puede oír y tener diferentes sensaciones que le permitan acceder a lo desconocido. La videncia natural, generalmente, viene desde el nacimiento. La persona si no está preparada puede sentirse confundida. El vidente natural comienza a tener presentimientos y habitualmente su facultad se va agrandando con el tiempo.

Hay quien dice que muchos niños son videntes naturales pero que la educación va mermando esta facultad. Sin embargo, cuando se habla de videncia natural se habla de aquel que tiene un alto grado de premoniciones que, además, nunca falla.

Por lo general, la premonición va imponiéndose en el transcurso del tiempo al resto de las cuestiones cotidianas, lo que hace que el vidente no tenga muchas opciones a la hora de decidir si desarrollarla o no.

En las sociedades occidentales, muchas veces, el vidente natural se encuentra desprotegido. En las tribus y en muchas sociedades orientales cuando se pensaba que había un vidente natural se presentaba un maestro y asistía al vidente en los pasos del aprendizaje para que pudiera llevarlo a cabo sin inconvenientes.

En las tribus los chamanes eran videntes naturales y elegían a sus aprendices desde niños cuando veían posibilidades de que ellos también lo fueran. El chamán fue siempre visto como un sabio y un elegido porque era quien tenía esa facultad especial.

El que nace con este don tiene que saber separar entre su deseo y sus visiones. Tiene que aprender a manejarse con equidad y a desarrollar una ética que pueda hacerle decidir con justicia que es lo que importa y qué no de aquello que ve.

Muchas películas hablan de estos videntes y es cierto que la ciencia, la policía y hasta los médicos han consultado en algún momento con algún vidente.

1 Comentario
  1. Andrea 11 meses

    siiii, de hecho hay algunos videntes que trabajan con la policia

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2019 Mundovidentes Todos los derechos reservados.

Contacta con nuestro equipo de profesionales

Ahora mismo no estamos en línea pero si quieres puedes enviarnos un correo electrónico y te contestaremos en cuanto lo veamos.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?